La AIE cita a España como ejemplo del desarrollo socioeconómico y creación de empleo que conlleva la eólica

30/10/2013

Noticias

El informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) IEA Wind Power Technology Roadmap 2013 afirma que “la industria eólica ha contribuido sustancialmente al desarrollo socioeconómico de varias regiones. Un claro ejemplo es la importante creación de empleo en España durante la primera década del siglo, cuando gracias a un adecuado sistema de apoyo a la tecnología se atrajo a varias empresas industriales foráneas que, unidas a una industria local fuerte, se consolidaron en una cadena de valor industrial fundamental para los proyectos eólicos”. El informe también menciona que en España por cada millón de euros invertidos, la industria eólica crea 15 empleos equivalentes/año, un 60% más que la principal tecnología alternativa convencional térmica.

“La eólica es la más avanzada de las nuevas tecnologías renovables y su desarrollo es una de las pocas buenas noticias en el despliegue de tecnologías bajas en emisiones de CO2”, afirma en la introducción la Directora Ejecutiva de la Agencia Internacional de la Energía, María van der Hoeven.

La energía eólica podría generar hasta el 18% de la electricidad mundial en 2050, frente al 3 % actual, según el informe de la AIE. Esto significa que los 285,5 GW eólicos mundiales deben aumentar entre ocho y diez veces, con un aumento de las inversiones desde los 78.000 millones de dólares de 2012, hasta unos 150.000 millones al año.

indica que el incremento de las expectativas de la eólica es debido al continuo desarrollo de la tecnología y a la permanente caída de los precios de la instalación terrestre. La agencia explica que la energía eólica está siendo desarrollada en la actualidad en países que presentan buenos recursos, pero que no están asignando al despliegue de esta tecnología “ningún incentivo financiero”.

En términos de impacto económico, el informe indica que el desarrollo de la energía eólica crea empleo y actividad económica. Un estudio realizado en Australia estima que un parque eólico de 50 MW podría aportar hasta el 2,6% del producto bruto regional. Asimismo, un estudio canadiense estima que 1 GW de nueva energía eólica genera 10.500 empleos al año.

Los gobiernos y las industrias apoyan a la energía eólica, según el informe, ya que aumenta el suministro de energía doméstico, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, y reemplaza la generación de carbón y nuclear.

Sin embargo, varios obstáculos podrían retrasar el progreso, como son la financiación, los problemas de integración de la red y las dificultades con los permisos y la aceptación pública

Según la AIE, aunque la continua bajada de precios que está registrando el sector ha permitido un buen desarrollo de la eólica en muchas partes, todavía son necesarios para la consolidación los “entornos regulatorios predecibles y propicios” y también unos “diseños apropiados de los mercados”.

, , ,