La Comisión Europea destaca la bajada del precio de la electricidad en los mercados con más penetración eólica, como España

27/01/2014

Noticias

La Comisión Europea considera que los países con más penetración eólica tienen un seguro de vida frente al incremento de de los precios de los combustibles fósiles, según señala en el documento Nuevo Marco de la UE en materia de clima y energía para 2030, publicado la semana pasada, en el que establece los objetivos a 2030.

La Comisión apunta que “en los países con una gran penetración de energía eólica y solar ha habido una presión a la baja en los precios de los mercados de electricidad”. Como España: el precio del mercado mayorista en nuestro país fue en 2012 un 27% inferior al de 2008 (en 2013, año en que la eólica ha sido la primera tecnología en cobertura de la demanda en España, la reducción en el precio del mercado mayorista eléctrico respecto a 2008 ha sido del 31%).

“El análisis de la Comisión confirma las previsiones de la Hoja de Ruta de Energía a 2050 acerca de que los precios de los combustibles fósiles sigan aumentando e incrementen los costes de la energía”, señala el documento. Atendiendo a esta reflexión, se puede hablar de un triple beneficio de la eólica: es un factor de estabilidad frente al encarecimiento de los combustibles importados en la formación de precios del mercado eléctrico; es un seguro de vida para la balanza comercial, al ahorrar cada vez más en importaciones evitadas de combustibles fósiles y al generar ingresos por la exportación de alta tecnología gracias a su industria; es un factor de estabilidad económica y ambiental y crea empleo en las comarcas y ayuntamientos donde están situadas las instalaciones eólicas.

Cabe recordar lo que advertía la Agencia Internacional de la Energía en su World Economic Outlook (WEO) 2011: “Por cada dólar de inversiones no hechas en el sector eléctrico antes de 2020, habrá que gastarse 4,3 dólares después de 2020 para compensar el incremento de las emisiones de CO2 “.

“Se espera que, después de 2020, los costes de la electricidad se estabilicen y se reduzcan, ya que los combustibles fósiles serán reemplazados por energías renovables”, señala la Comisión Europea. El mismo Gobierno español, en el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020, esperaba que en 2017  las nuevas instalaciones eólicas fuesen plenamente competitivas frente a los combustibles fósiles en costes de generación, lo que coincide con las previsiones de Bruselas.

En definitiva, la Comisión Europea parece tenerlo claro: los países con eólica disfrutan ya de importantes ventajas, que se incrementarán en el medio y largo plazo. Pero, para ello, es necesaria una buena gestión. Sin embargo, en España, dónde la eólica es ya la primera fuente de electricidad de los ciudadanos, el Gobierno dicta normas que la penalizan.

, , ,